jueves, 7 de julio de 2011

La Despedida del Blog

Si bien últimamente fui un poco reacio a lo que se refiere a cursos pedagógicos, el hecho de combinar el tema de la educación con la informática sinceramente creo que puede lograr captar mucho más la atención de alumnos y docentes.

Con respecto a la aplicación y el uso de tecnologías en la enseñanza quisiera resaltar algunos puntos que, a mi consideración, debo (o debemos) tener en cuenta. 

El primero es que la tecnología definitivamente no implica una buena enseñanza, sino que debe considerarse como una herramienta más para mejorar, estimular y potenciar la misma.  No debemos olvidarnos que de nada sirve una gran batería de recursos educativos multimedia sin un docente capacitado y entrenado para su aplicación, como destaca la Lic. Lila Pinto "la tecnología va a funcionar como herramienta de la imaginación y de la construcción, y no como fin en sí misma".

La posibilidad que brinda el uso de herramientas informáticas en el contexto de la disponibildad y el tiempo para interactuar con ellas, dejando de lado el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje sólo dentro del aula.  Permitiendo la comunicación con los alumnos no sólo en el aula, sino que el chat, los foros y el e-mail suman instancias de comunicación que abren caminos en el proceso de enseñanza y de aprendizaje.

Por último, y no menos importante, es tener en cuenta el principal desafío que afronta la aplicación de tecnología pedagógica, en cuanto a la necesidad de romper la clásica modalidad de enseñanza, poder cambiar la mentalidad de profesores que desde hace años han dictado las materias de una manera.  Uno desde su lugar puede “intentar” llevarle al alumno las herramientas tecnológicas que le permitan mejorar la calidad de enseñanza, pero si esto no es tomado como una “filosofía” de enseñanza por parte de todo el plantel docente sólo algunos tendrán acceso a esta nueva tecnología poniendo en una situación de desigualdad al resto de los estudiantes.

Hasta la próxima....